Todo lo que debes saber para tener un motor diésel de larga duración

April 24, 2018

Hay muchas formas de cuidar un motor diésel, pero aca te dejamos las 5 más importantes, toma nota:

 

1. No apagues de repente el motor si…

No es recomendable que pares el motor si durante los últimos 5-10 minutos has estado circulando por una autopista o has subido una pendiente. En tales casos, si apagas el motor rápido, el aceite puede acumularse en la turbina y debido al calor generado puede carbonizarse lo que podría romper el turbo.

 

2. Nunca apures al máximo el depósito de combustible
Es importante cargar combustible antes de que la aguja del nivel de carburante baje por lo menos a un cuarto del depósito. Las impurezas del carburante se pueden acumular en el fondo o incluso llegar al sistema de alimentación, pudiendo dañar los inyectores o la bomba.

 

3. No llenes combustible si…

 Si cuando vas a echar carburante ves que en la gasolinera hay algún camión cisterna rellenando sus tanques, lo mejor es que te des media vuelta y te marches, porque lo más probable es que a tu coche le entren partículas de impurezas o humedad, procedentes del carburante de los tanques, que acaba de ser removido. Si, por alguna casualidad, estas partículas entran al depósito, estropearía el sistema de inyección.

Por norma general, las estaciones de servicio tienen prohibido vender carburante hasta que no haya pasado una hora desde la recarga de los tanques, aunque casi nunca se cumple.

 

4. Espera a que el motor se caliente

Si el motor está frío, lo mejor es esperar unos 10 segundos al ralentí antes de comenzar a circular, sobre todo en invierno ya que el coche está más frío. Con ello, te asegurarás de que la bomba de aceite ha tenido el tiempo suficiente como para que el aceite haya comenzado a lubricar todo el motor.

Además, tampoco es es nada recomendable acelerar a tope ni superar las 2.500/3.000 rpm hasta que el indicador de temperatura del motor no marque su temperatura normal (90 ºC aproximadamente). En tal caso, el desgaste interno de las piezas del motor se aceleraría y, con ello, su vida útil.

 

5. Cuidado con las revoluciones

 Circular con el motor diésel por debajo de 2.000 rpm pueden producir problemas serios a medio y largo plazo. Por un lado, se genera mayor carbonilla durante la combustión y se acorta la vida de la válvula EGR (un sistema sistema que reintroduce parte de los gases de escape en los cilindros para completar su combustión) del catalizador.

Notarás que el motor pierde fuerza y, por otro lado, las partes internas del motor sufren más, llegando incluso a provocar desgastes prematuros, mayores vibraciones, tirones… Es uno de los fallos más habituales de los diésel (por eso no son demasiado recomendables en ciudad). ¡Esperamos que estos consejos te hayan sido de mucha ayuda!

Share on Facebook
Share on Twitter
Please reload

Entradas destacadas

El alucinante viaje del aceite por el motor

August 7, 2018

1/2
Please reload

Entradas recientes

September 15, 2020

Please reload

Archivo