top of page

¿Cómo elegir el Fluido de Transmisión Automática de rendimiento adecuado?

Hoy en día existe una gran oferta de fluidos de transmisión automática en el mercado, lo que podría hacer que sea un poco difícil determinar el mejor fluido para su auto.


¿QUÉ ES EL FLUIDO DE TRANSMISIÓN AUTOMÁTICA?

El fluido de transmisión automática (ATF) debe realizar dos trabajos básicos:

1. Lubricar las superficies del rodamiento

2. Disipar el calor en vehículos con transmisiones automáticas.




Para hacer estas cosas, el ATF necesita una viscosidad precisa para adaptarse a la transmisión en cuestión. También tiene que ser duradero - no puede romperse cuando se calienta o bajo presión extrema. Diferentes transmisiones automáticas tienen diferentes demandas. La forma en que se construyen los autos y los materiales utilizados han cambiado mucho en los últimos 50 años. Los fabricantes utilizan una variedad de enfoques, y muchos vehículos estadounidenses no pueden utilizar los mismos ATF que los vehículos de Europa o Asia.


SELECCIÓN DEL LUBRICANTE DE TRANSMISIÓN AUTOMÁTICA CORRECTA

Algunas razones por las que necesita un ATF correcto:


1. Requisitos

Aunque hay una amplia gama de ATF’s para automóviles de diferentes fabricantes, cada fabricante ha diseñado su fluido específico para satisfacer un conjunto determinado de requisitos. El aumento en el número de engranajes además de los variados modelos de transmisión automática que existen ha generado el desarrollo de los tipos de ATF’s disponibles.


2. Compatibilidad con versiones anteriores

A menudo se afirma que los ATFs más recientes son compatibles con versiones anteriores, pero este último no siempre es el caso. Un ejemplo es la transmisión automática GM 4L60E en el Camaro o Corvette de 2000. Aquí, el DEXRON-VI se recomienda a menudo como el mejor fluido para esta transmisión ya que tiene un fluido de viscosidad más bajo y una viscosidad más estable a una temperatura más alta.

Sobre el papel, significaría que el DEXRON-VI también es compatible con transmisiones más antiguas como las transmisiones TH350 y TH400. Pero este no es el caso dado que DEXRON-VI es mejor para vehículos más nuevos.




Elección del fluido de transmisión de rendimiento adecuado

Para elegir el ATF de rendimiento adecuado para su vehículo, debe tener en cuenta que este lubricante debe ser muy resistente a la oxidación, a los cambios de viscosidad por las temperaturas y el uso, y debe poseer características de fricción correcta para cada tipo de caja y además, tiene que mantener todas las superficies, los contactos y las válvulas limpios y libre de barniz.

Generalmente, el rendimiento de estos fluidos se define por especificaciones del fabricante de transmisiones de vehículos. Como se dijo anteriormente, la compatibilidad de fricción del ATF con el sistema de embrague y banda de la transmisión es su característica más importante. A lo largo de los años, los ATF han evolucionado junto con la evolución de las transmisiones automáticas.


¿Cómo han evolucionado las especificaciones de los ATF?

DEXRON® y MERCON® son los dos tipos principales de fluidos de transmisión automática que se utilizan actualmente.

Los fluidos DEXRON® cumplen con el desempeño de especificaciones de General Motors (GM) y los fluidos MERCON® cumplen con el desempeño de los requisitos Ford y en cada caso, cada uno está diseñado principalmente para su uso en sus transmisiones.

Los fluidos DEXRON-III®, DEXRON®-VI y MERCON-V® son las especificaciones más actuales para los fluidos de transmisión automática.

En respuesta a la creciente necesidad de una mejor economía de combustible y emisiones mejoradas, GM en la década de 1990 diseñó una nuevo tipo de transmisión automática. Esta transmisión requería un lubricante con un rendimiento superior con respecto al desempeño a bajas temperaturas, propiedades de estabilidad oxidativa, características antidesgaste, sensación de cambio suave y durabilidad de fricción. Se introdujo la especificación DEXRON®-III / III H para calificar los fluidos para dar servicio a estas transmisiones.


En 2006, GM emitió la especificación DEXRON®-VI para un nuevo fluido de transmisión automática para sus automóviles y camionetas modelo 2006 y posteriores equipados con transmisiones Hydra-Matic. Esta especificación es un avance sobre las otras especificaciones ATF importantes existentes con respecto al rendimiento, que requería ejecutar las pruebas de flota y demostrar que las nuevas formulaciones son compatibles con las que fueron aprobadas previamente. Esta mejora de fluido sobre DEXRON®-III H es para adaptarse a las necesidades de Hydra-Matic 6L80, la primera transmisión automática de seis velocidades de GM. El perfil de viscosidad de esta especificación es tal que funciona de manera más consistente en condiciones extremas y se degrada menos con el tiempo, además tiene mejor estabilidad oxidativa y al cizallamiento, mejor desempeño de control de espuma y protección contra picaduras. GM considera que DEXRON®-VI brinda más del doble de durabilidad y estabilidad en las pruebas de fricción que los otros fluidos existentes.


Ford Motor Company introdujo la especificación MERCON® en1987 para cumplir con los requisitos de lubricación de las transmisiones 4L60. Se requería que los fluidos MERCON® tuvieran una mejor estabilidad térmica y un mejor desempeño en las pruebas de ciclo y embrague de placa que los fluidos Tipo F y Tipo H, previamente especificados por Ford. Esta especificación se sometió a varias revisiones, la más reciente de las cuales ocurrió en 1994, en la que se lanzó la actualización MERCON® V para su uso en vehículos de modelos 1996 y posteriores. Los fluidos que cumplen con esta especificación deben tener una mejor estabilidad al cizallamiento, desempeño antidesgaste, fluidez a baja temperatura, resistencia a la oxidación, retención de fricción y durabilidad anti-vibración que los fluidos calificados como MERCON®. Anteriormente, los fluidos MERCON® V no se recomendaban para su uso en automóviles más antiguos debido a problemas de compatibilidad con versiones anteriores. Se recomendó el uso de fluidos de calidad MERCON® para los automóviles producidos entre 1981 y 1993, pero para los automóviles fabricados antes de 1981 se utilizaron fluidos Ford Tipo F. Ford resolvio el problema de compatibilidad con versiones anteriores, a partir del 1 de julio de 2007, la producción y la licencia de los fluidos MERCON® se detuvieron y MERCON® V dará servicio a las transmisiones que anteriormente requerían el uso de los fluidos MERCON®. Recientemente, Ford presentó un nueva especificación de transmisión, MERCON® LV, diseñado para llenar de por vida MERCON® V y MERCON® LV no son intercambiables.

La especificación mejorada de 2005 de GM para fluidos de transmisión automática DEXRON®-VI de llenado en fábrica / llenado en servicio es superior a DEXRON®-III y DEXRON®-III H en cuanto a viscosidad / fluidez a baja temperatura, resistencia a la oxidación, rendimiento al desgaste y durabilidad por fricción. La nueva especificación también contiene requisitos de volatilidad, viscosidad de arranque en frío y estabilidad al cizallamiento que no formaban parte de las especificaciones anteriores. Además algunos fabricantes de equipos originales, como Mercedes-Benz, Ford International y ciertos fabricantes de automóviles japoneses, requieren ATF con una estabilidad de corte aún mayor y una mejor fluidez a baja temperatura.

Las propiedades de fricción adecuadas, la resistencia a la oxidación y las características antidesgaste son los parámetros clave de rendimiento de los ATF. Estos fluidos no solo deben poseer las características de fricción adecuadas, sino que también deben mantenerlas durante un cierto número de ciclos de durabilidad por fricción. La idoneidad de fricción está determinada por la prueba de “SAE # 2 Friction”, del cual detallaremos en nuestro próximo blog técnico.



Frecuencia de Cambio de los ATF

Varía de un vehículo a otro, por lo que es absolutamente vital comprobar las recomendaciones del fabricante. Los encontrarás en el manual de tu propietario (o en línea si no lo tienes). Algunos vehículos más antiguos pueden necesitar cambiar el ATF con periodo entre 40,000Km a 60,000 Km aunque las transmisiones automáticas modernas funcionarán entre los 100,000Km a 150,000 Km antes de que necesiten un cambio de lubricante.

Además del intervalo recomendado para cambiar el aceite, es necesario centrarse en el estado de la unidad, su operatividad. Durante la rotación de los engranajes, se forma humedad o condensado en el aceite, así como pequeñas partículas metálicas. Tal disminución en la calidad del fluido lubricante puede llevar a la aparición de sonidos extraños durante los cambios de marcha. Zumbido o ruido extraño durante la conducción deben alertar al conductor.


Se ha diseñado una nueva generación de "fluidos de por vida" que nunca necesitan cambiar. Se espera que estos fluidos sintéticos de transmisión automática duren toda la vida útil del vehículo, por lo que eventualmente los cambios de fluidos de transmisión podrian convertirse en cosa del pasado. Actualmente, estos ATF no son comunes y sólo se instalan en vehículos nuevos.


CONCLUSION

  • La regla BASICA para seleccionar el ATF correcta y el periodo de cambio correcto es “Usar la especificación y periodo de cambio que el fabricante de su vehículo recomiende, no hacerlo puede ser catastrófico”

Referencia:

A COMPREHENSIVE REVIEW OF LUBRICANT CHEMISTRY, TECHNOLOGY, SELECTION, AND DESIGN, Automatic Transmission Fluids.


Comments


Entradas destacadas
Entradas recientes
Archivo
Buscar por tags
Síguenos
  • Facebook Basic Square
  • Twitter Basic Square
  • Google+ Basic Square
bottom of page