top of page

¿Es necesario usar aditivos extra al lubricante del motor para “Suplementarlo”?

De ninguna manera, el lubricante desde el diseño y en la formulación misma ya considera todas las prestaciones que este debe otorgar, el lubricante ya fue testeado para todo lo que va a ser sometido en su uso convencional; de acuerdo a un periodo de vida ya especificado en el manual del fabricante, además de otros factores tales como el uso de filtros y refrigerantes y el periodo de cambio de estos.

El lubricante se ha ido adaptando a la nueva exigencia de los motores, esa nueva generación de motores de máxima eficiencia y el lubricante tiene que estar adaptado para soportar esos esfuerzos; en tal motivo la formulación de un lubricante tiene todo lo que tiene que tener.

Para comprender mejor porque no es recomendable usar aditivos, conozcamos al lubricante por adentro:



¿Qué es el lubricante de motor?

Su principal componente es una base, con distintas formas de obtenerla, distintas formulaciones, distintas calidades, y por ultimo el paquete de aditivos; que le da las propiedades finales al aceite base; que por muy buena que sea la base son muy necesarios, ya que una base por si sola no tiene todas las propiedades que se requieren para que trabaje eficientemente dentro del motor, aditivos tales como:

  • Polímeros

  • Dispersantes

  • Detergentes

  • Modificadores de IV

  • Inhibidores de herrumbre

  • Depresores del punto de congelación

  • Antioxidantes

  • Modificadores de fricciónAntidesgaste

Antidesgaste – Antioxidante – Anticorrosión

El aditivo por excelencia es el ZDDP o ZDTP, los cuales se componen de Fosforo (P) o Zinc (Zn) este aditivo es de uso común, se usa en múltiples aplicaciones además de la de motor, en aplicaciones tales como caja de cambios, diferencial y no solo de vehículos livianos sino también de vehículos pesados, lo que varía es la concentración, esto obviamente de acuerdo al uso que se le va a dar al lubricante y la norma que cumpla; por ejemplo las normas ACEA limitan el uso de este aditivo porque este aumenta la concentración de cenizas y la concentración de azufre.



Modificadores de Fricción

Estos no son de uso obligatorio como si los es el ZDDP o ZDTP; pero ayudan a controlar el desgaste, a un suave trabajo del motor, reducir el consumo de combustible y es que estos aditivos modifican la fricción; si bien es cierto no son obligatorio son de formulación más moderna de los lubricantes que son más eficientes para reducir el desgaste y mejorar el consumo del combustible.

A continuación, una representación gráfica de cómo es que trabajan estos modificadores de fricción:


Detergentes – Dispersantes – Neutralización:

El principal es el calcio, lo único malo que tiene es que eleva los índices de ceniza y azufre, una alternativa es el Boro y el Magnesio.



Es importante resaltar, que aunque los aditivos tienen como función mejorar el desempeño de los aceites bases, ya sea ralentizando eventos de degradación del aceite base y en otros casos mejorando propiedades o inclusive confiriendo propiedades beneficiosas nuevas; NO ES RECOMENDABLE COLAPASAR de ellos la formulación del lubricante porque existen los antagonismos, si se agregan mucho de un tipo se reduce la eficacia de otros, además de los límites del azufre y la ceniza que hoy en día norman tanto ACEA como API, por tal razón existe una concentración “saludable” para cada uno de ellos, de modo tal que todos resulten beneficiosos sin cargar la formulación de manera innecesaria.



En conclusión, no existen aditivos salvadores, existe un equilibrio “salvador” de aditivos, equilibrio que se concibe desde el diseño de la formulación del lubricante y se concreta en la elaboración del aceite lubricante, este equilibrio del paquete de aditivos permite que se potencien entre ellos y que además no se vean afectadas sus eficacias. En el motor puntualmente el aceite tiene función de lubricación, enfriamiento, anti herrumbre, controlar el desgate del tipo adhesivo, corrosivo y abrasivo, etc. y función anti oxidación esta disminuye la velocidad de degradación del lubricante; estas múltiples funciones serán efectivas en la medida que no se altere el equilibrio de sus componentes; aditivos y aceites bases.

Hoy en día, los OEM´s desarrollan motores cada vez más potentes y de emisiones cada vez más limpias y en cada caso lo que da como resultado es el aumento de las temperaturas de operación y consecuentemente aumento de temperatura al que está expuesto el lubricante, teniendo en cuenta que el lubricante no solo tiene la función de disminuir la fricción sino también de transferir calor, entre otras; la oxidación se convierte en el problema más serio al que se enfrenta el lubricante de motor; por lo que todos estos factores ya son considerados desde las mismas normas API, ILSAC y ACEA – para los lubricantes de Motor -


Adicionalmente, los lubricantes convencionales están diseñados para condiciones de trabajo que no necesariamente incluyen problemáticas propias de nuestra región, tales como las altas tasas de tráfico o periodos de cambio bastante fuera de lo recomendado por los OEMs; esto da lugar al desarrollo de tecnologías que mejoran aún más el desempeño del lubricante, este concebido desde su formulación de modo tal que sus componentes se sinergizan.


CAM2 desarrollo la tecnología:



TITANIUM FORCE TECHNOLOGY® integran al Titanio líquido para brindarle una excepcional resistencia a la oxidación permitiéndole mantener sus propiedades por mayor tiempo y de esta forma brindar una superior protección contra el desgaste del motor.


Por lo que te recomendamos CAM2 Super HD Titanium Force, lubricante multigrado para motores diésel, reforzado con Titanio líquido para brindarle una excepcional resistencia a la oxidación y superior protección contra el desgaste. CAM2 Super HD Titanium Force ha sido diseñado considerando las innovaciones en motores de combustión interna, tales como el desarrollo de los sistemas de enfriamiento y recirculación de los gases al cilindro, válvula EGR, aumentos en los tiempos de inyección de combustible y controles electrónicos; tales innovaciones exigen que el lubricante de motor tenga una viscosidad más resistente a la variación, mayor capacidad de detergencia y dispersancia, mayor vida útil, mayor capacidad de protección y refrigeración; todas estas características son necesarias debido a que los motores diésel que reúnen las tecnología anteriormente descrita trabajan bajo condiciones de régimen severo a crítico, que produce condiciones de operación de temperaturas y presiones muy elevadas. CAM2 SUPER HD TITANIUM FORCE SAE 15W-40 puede utilizarse en motores diésel manufacturados en USA, Europa y Japón. Especialmente en aquellos diseñados para cumplir con las exigentes normas de control de emisiones gaseosas que requieran un producto de estas características. Diseñado para motores en aplicaciones de: minería, construcción, canteras, pesca, transporte, agroindustria, etc. Cumple con las siguientes especificaciones:


  • API CI-4, CH-4, CG-4, CF-4, CF / API SL.

  • ACEA E7-12

  • Caterpillar ECF-1-a, ECF-2

  • Cummins CES 20076, 20077, 20078

  • Detroit Diesel DDC 93K215

  • Deutz DQC III-10

  • Mack EO-N

  • Mack EO-M Plus

  • MAN M 3275

  • Mercedes Benz 228.3

  • MTU Tipo 2

  • Renault Truck RLD-2

  • Volvo VDS-3

  • Global DHD-1



Comments


Entradas destacadas
Entradas recientes
Archivo
Buscar por tags
Síguenos
  • Facebook Basic Square
  • Twitter Basic Square
  • Google+ Basic Square
bottom of page