Fallas Comunes y Como detectarlos en los Sistemas Hidráulicos

Incluso los sistemas hidráulicos más fuertes y robustos fallan de vez en cuando, y en cada caso con más de una explicación de la causa de falla, sin embargo, muchas de estas fallas son previsibles si las condiciones se monitorean adecuadamente, enfocando el mantenimiento a una postura de detección de modos de falla, esta es la manera más eficaz de detectar condiciones que pueden conducir a costosas fallas en los componentes y tiempos de inactividad no programados de los equipos hidráulicos. En la mayoría de los casos, la observación informada es todo lo que se requiere.

Ahora, ¿qué síntomas se presentan en el equipo que nos puedan ayudar a detectar estos modos de fallo?


1. Ruido Anormal

El ruido anormal en los sistemas hidráulicos a menudo es causado por la aireación o cavitación,

La aireación, ocurre cuando el aire contamina el fluido hidráulico. El aire en el fluido hidráulico hace un ruido muy notorio cuando se comprime y descomprime, a medida que circula a través del sistema. Otros síntomas incluyen espuma, producto del movimiento errático del fluido en el actuador. La aireación acelera la degradación del fluido y causa daños a los componentes del sistema a través de la pérdida de lubricación, el sobrecalentamiento y la quema de sellos.

La cavitación se produce cuando el volumen de fluido exigido por cualquier parte de un circuito hidráulico supera el volumen de líquido suministrado. Esto hace que la presión absoluta en esa parte del circuito caiga por debajo de la presión de vapor del fluido hidráulico. Esto resulta en la formación de cavidades de vapor dentro del fluido, que implosionan cuando se comprimen, causando un característico ruido de golpeteo, conllevando a consecuencias graves en el sistema. La cavitación causa erosión del metal, que daña los componentes hidráulicos y contamina el fluido. En casos extremos, la cavitación puede causar fallas mecánicas en los componentes del sistema.


2. Alta temperatura del lubricante hidráulico

Las temperaturas de los fluidos (>82°C) pueden dañar los sellos y acelerar la degradación del fluido. Esto significa que el funcionamiento de cualquier sistema hidráulico a temperaturas superiores a 82C es perjudicial y debe evitarse. Si la temperatura del fluido es demasiado alta, la viscosidad cae por debajo del valor óptimo para los componentes del sistema. La temperatura a la que esto ocurre depende del grado de viscosidad del fluido en el sistema y puede estar muy por debajo de 82C.

La alta temperatura del fluido puede ser causada por cualquier cosa que reduzca la capacidad del sistema para disipar el calor o aumente su carga de calor. Los sistemas hidráulicos disipan el calor a través del depósito.

Cuando el fluido se mueve de un área de alta presión a un área de baja presión sin realizar un trabajo útil (caída de presión), se genera calor. Esto significa que cualquier componente que tenga fugas internas anormales aumentará la carga de calor en el sistema. Esto podría ser cualquier cosa, desde un cilindro que está perdiendo líquido de alta presión más allá de su sello de pistón, hasta una válvula de alivio ajustada incorrectamente.

El aire genera calor cuando se comprime. Esto significa que la aireación aumenta la carga de calor en el sistema hidráulico. Como ya se ha explicado, la cavitación es la formación de cavidades de vapor dentro del fluido. Estas cavidades generan calor cuando se comprimen. Al igual que la aireación, la cavitación aumenta la carga de calor.

Las altas temperaturas, además dañan los sellos y reducen la vida útil del fluido hidráulico, la alta temperatura del fluido puede causar daños a los componentes del sistema a través de una lubricación inadecuada como resultado de un adelgazamiento excesivo de la película de aceite (baja viscosidad).

3. Operación lenta

La baja en el rendimiento de la máquina es a menudo la primera indicación de que hay algo mal con un sistema hidráulico. Esto generalmente se manifiesta en tiempos de ciclo más largos o operación lenta. Es importante recordar que, en un sistema hidráulico, el flujo determina la velocidad y la respuesta del actuador. Por lo tanto, una pérdida de velocidad indica una pérdida de flujo.

El flujo puede escapar de un circuito hidráulico a través de fugas externas o internas. Las fugas externas, suelen ser obvias y, por lo tanto, fáciles de encontrar. Las fugas internas pueden ocurrir en la bomba, válvulas o actuadores, y estas son difíciles de aislar.


A lo largo del articulo podemos notar la importancia de la selección del lubricante, en su principal propiedad de viscosidad, así como la capacidad de sostener sus demás características a lo largo de toda la vida útil del lubricante; esto es consecuencia de lubricantes de calidad con bases altamente refinadas y paquetes de aditivos de ultima tecnología


En CAM2 contamos con los lubricantes:

CAM2 HYDROFLUID AW, fluidos de transmisión de potencia especialmente diseñados para generar fuerza en los sistemas hidráulicos más exigentes, manufacturados por los principales fabricantes de equipos. Estos sistemas generalmente los encontramos en equipos industriales y de movimiento de tierra. Tales sistemas incluyen bombas de paletas de alta presión, bombas de pistón coaxial, sistemas hidrodinámicos e hidrostáticos, etc.

CAM2 HYDROFLUID AW, posee entre sus beneficios una excelente estabilidad hidrolítica, la cual asegura la integridad del producto aún en contacto con el agua. De esta manera se provee de una mayor protección a las superficies metálicas sobre todo a las aleaciones de cobre, como son bronce, latón, etc.


Cumple con las siguientes especificaciones de fabricantes:

· Cincinnati P68, P69 y P70

· Denison HF-0, HF-1, HF- 2

· Parker Hannifin France HF-0

· Eaton Vickers I -286 S y M-2950-S

· US Steel 127 y 136

· DIN 51524, Parte 2

· General Motors LH-03-1, LH-04-1, LH-06-1

· Sauer Danfoss

· Bosch Rexroth

· AFNOR NFE 48-690 (dry)

· AFNOR NFE 48-691 (wet)

· JCMAS HK

· GM LS-2


CAM2 HYDROLIN, es un fluido hidráulico con gran estabilidad química y alto índice de viscosidad. Se manufactura con aceites bases parafínicos altamente refinados y con aditivos contra la oxidación, formación de espuma, corrosión y herrumbre que le confieren todas las propiedades necesarias para un servicio hidráulico de alto rendimiento bajo condiciones variables de operación. Recomendado para sistemas hidráulicos industriales, prensas hidráulicas, carretillas hidráulicas, compuertas hidráulicas, extrusoras de plásticos, perforadoras, sistemas de circulación, variadores de velocidad, turbinas, controles y una gran variedad de otras aplicaciones.


Referencia: https://www.machinerylubrication.com/

Entradas destacadas
Entradas recientes
Archivo
Buscar por tags
Síguenos
  • Facebook Basic Square
  • Twitter Basic Square
  • Google+ Basic Square
​MÁS DE 30 AÑOS EN EL MERCADO:

CAM2, marca creada en 1975, nace como un lubricante multigrado y desarrollado específicamente para alta competencia en motores con la nueva tecnología en dos ejes de levas. 

NUESTRO PRODUCTOS:

- Aceites para motor gasolinero

- Aceites para motor diesel

- Aceites para cajas mecánicas y automáticas

- Aceites para motocicletas de 2T y 4T

- Grasas para diferentes aplicaciones

- Hidrolinas y especialidades

- Refrigerantes orgánicos e inorgánicos

VISÍTANOS
  • Facebook Social Icon