top of page

¿Por qué falla el Árbol de Levas?


Cada elemento del motor, incluido el árbol de levas, juega un papel crítico

El árbol de levas es fundamental para la función básica de un motor. Compuesto por dos partes distintas, las levas y el eje, el árbol de levas es el elemento que permite que las válvulas se abran. A medida que el eje gira, las levas en forma "lóbulos" empujan las válvulas abiertas en sincronía con el engranaje del cigüeñal. El número de levas irá en función al número de válvulas que tenga dicha mecánica.



¿Cuál es la función del árbol de leva?

Su función consiste básicamente en controlar los diferentes procesos que permiten obtener la potencia que necesita el vehículo para moverse. Lo que implica que cualquier problema o avería en el árbol de levas afecte directamente en el correcto funcionamiento del vehículo, el cual podrá hasta causar que este deje de circular.


¿Cómo funciona el árbol de levas?

A medida que el árbol de levas gira, los lóbulos de las levas se mueven hacia arriba y hacia abajo. En los motores DOHC (Double Overhead Camshaft ≈ Doble árbol de levas), cada rotación hace que un solo lóbulo de leva empuje la válvula hacia abajo, abriéndolo en el cilindro. Del mismo modo, en los motores SOHC (Single Overhead Camshaft ≈ un solo árbol de levas), el lóbulo de la leva empuja sobre los brazos del balancín (o varillas de empuje y luego los brazos del balancín), abriendo la válvula. A medida que el lóbulo de la leva gira más, el resorte de la válvula fuerza la válvula hacia atrás, cerrándola.

El árbol de levas generalmente está conectado al cigüeñal utilizando una cadena o correa de distribución. En algunos motores de varilla de empuje, también se pueden utilizar engranajes de sincronización. El engranaje del árbol de levas tiene el doble de dientes que el engranaje del cigüeñal, lo que le permite girar a la mitad de la velocidad del cigüeñal. El árbol de levas tiene cuatro golpes distintos: admisión, compresión, potencia y escape.




¿Cuáles son los síntomas más comunes o modos de falla del árbol de levas?

Los síntomas más frecuentes que indican un posible daño en árbol de levas son:

  • El vehículo no llega al arranque y se puede percibir un golpeteo, esto por mal acoplamiento de engranajes o desgaste de los casquillos

  • Además, falta de potencia también puede ser causada por mal apoyo del eje.

  • Ruido muy estruendoso en esta zona del motor es una señal que estamos a nada de gripar, que significa una adhesión total de piezas que interrumpe el deslizamiento.

Ignorar cualquiera de estos síntomas terminará costando más tiempo y dinero.


Problemas Comunes Del Árbol De Levas

Debido a que el árbol de levas es un componente de acero sólido, no es propenso al desgaste o la rotura, sin embargo, puede fallar por falta de lubricación o por una holgura axial excesiva, lo que provocará en muchos casos que el vehículo no arranque.

En la mayoría de los motores, otras piezas se desgastarán antes del árbol de levas. Aun así, hay algunos problemas comunes del árbol de levas que podrían surgir.


1. Los lóbulos de levas desgastados no abrirán las válvulas tanto como se pretendía, lo que lleva a un rendimiento deficiente del motor y a un mal encendido del cilindro. Si esto afecta a la HPFP, la presión insuficiente del combustible conducirá a mayores emisiones y errores aleatorios.


En los vehículos con inyección directa de combustible, algunos motores diésel y la mayoría de los motores de inyección directa de gasolina, la bomba de combustible de alta presión (HPFP) es impulsada por un lóbulo en uno de los árboles de levas.


2 Los elevadores desgastados, no se refieren a un problema exclusivo del árbol de levas, pero pueden ser impulsados por el árbol de levas. Un levantador desgastado no levantará la válvula tanto como debería, si es que lo hace, y generalmente se escucha como un traqueteo o golpeteo en la tapa de la válvula.


Un árbol de levas roto es una falla catastrófica, lo cual podría ser un defecto de fabricación o ser causado por el agarrotamiento del árbol de levas. En los motores de varilla de empuje, un árbol de levas roto podría dañar significativamente las bielas, el bloque de cilindros, los pistones o el cigüeñal. En motores de interferencia, un árbol de levas roto podría dañar la culata, las válvulas o los pistones.


Estos dos síntomas descritos arriba, son causadas por la falta de mantenimiento adecuado del motor, esto se evita al programar cambios regulares en el aceite del motor con un lubricante de calidad, adhiriéndose a las recomendaciones del fabricante con respecto al intervalo de cambio de aceite, el tipo de aceite y la viscosidad del aceite, y evitando el sobrecalentamiento del motor.


Los principales problemas que suele presentar el árbol de levas son consecuencia de la falta de lubricación, lo que termina por generar un desgaste importante en los apoyos y rodamientos.

Como podemos darnos cuenta, el cuidado de los niveles de aceite suele estar involucrado en muchos problemas del motor y en el caso de este componente no es la excepción, si ignoramos esta situación y circulamos con un nivel por debajo de lo recomendado o sufrimos de alguna falla en la bomba de aceite, el árbol de levas puede presentar un daño importante. Una rotura obliga a un reemplazo completo de la pieza, pero también deberemos verificar el estado general del motor para descartar alguna otra falla secundaria. Algunas veces, surgen holguras derivadas del movimiento rotativo, pero si se detecta a tiempo, la reparación no resulta costosa y se resolverá de forma rápida en el taller.


Es decir, las averías en el árbol de levas no son tan frecuentes como en otros elementos mecánicos, y el motivo principal sería una lubricación incorrecta, lo que podría causar un desgaste prematuro e incluso una rotura si el problema persiste. Una de las causas que afecta lubricación precisamente es la formación de lodos y barnices en el lubricante; la formación de estos compuestos puede producirse tanto en lubricantes que ya deberían haber sido sustituidos como en aquellos que en principio son aptos para estar en servicio.

En un aceite de motor la producción de estos compuestos es incluso más compleja que en el resto de los sistemas, porque aquí a parte de la temperatura, intervienen también productos de combustión, como combustible, carbonilla, agua, gases de cárter, etc.


¿Qué es barniz y que es lodo?

El barniz es un tipo de material adherente oxidado o carbonoso que cubre las superficies internas del motor. Con el tiempo y/o temperatura estos compuestos maduran hasta formar unas sustancias consistentes, duras y brillantes; mientras que el lodo suele ser, en la mayoría de las ocasiones, el precursor de los barnices. El lodo se caracteriza más bien por ser de naturaleza blanda y pegajosa que se mueven por todo el motor para acabar en el cárter, líneas, filtros, etc. Dentro de la denominación de barnices y lodos entran también los denominados: depósitos, lacas, gomas y resinas.

Los mecanismos y fuentes de formación pueden ser muy variados, teniendo como originadores no solo al lubricante en sí, sino también al combustible.

El lubricante se puede degradar de diferentes maneras, y sus productos de degradación son esencialmente lodos y barnices. Estos productos son inestables en el aceite y, como tales, buscan un lugar donde pueden depositarse y condensarse; dichos productos maduran térmicamente y se transforma en depósitos con características de esmalte. Otros tipos de depósitos, generalmente en zonas calientes, permanecen blandos y con textura gomosa. Los lodos no siempre son marrones o negros. Pueden aparecer con aspecto limpio y de miel. A continuación, se indican unos ejemplos de donde y como pueden aparecer estos lodos y barnices:

- Depósitos con forma de costra negra en juntas.

- Depósitos en forma de carbón sobre las aleaciones de los cojinetes.

- Depósitos con textura y color de la mayonesa sobre los filtros.

- Depósitos de esmaltes negros duros sobre la corona del pistón y segmentos.

- Depósitos de gomas sobre las cubiertas de las válvulas de los motores.


Siendo este evento de gran impacto, es un parámetro que se evalúa dentro de la caracterización de las especificaciones API.



¿Por qué escoger CAM2 MGT SP?

CAM2 MGT SP es un aceite lubricante multigrado de calidad premium para motores a gasolina especialmente diseñado para los modernos motores a gasolina de alto desempeño, de inyección directa y turbo alimentados (TGDI).

Además, controla eficazmente el pre-encendido de baja velocidad (LSPI) protegiendo la durabilidad de los componentes. Elaborado con bases hidroprocesadas de alto índice de viscosidad y aditivos de avanzada tecnología, proporciona óptima protección contra la formación de lodos y depósitos, buena protección contra la herrumbre y corrosión, excelente protección contra el desgaste del motor y de la cadena de distribución.

CAM2 MGT SP está diseñado con la exclusiva tecnología TITANIUM FORCE para una excepcional resistencia a la oxidación, alta estabilidad térmica y superior protección contra el espesamiento del aceite y mejor desempeño del filtro de aceite.

TITANIUM FORCE TECHNOLOGY® integran al Titanio líquido para brindarle una excepcional resistencia a la oxidación permitiéndole mantener sus propiedades por mayor tiempo y de esta forma brindar una superior protección contra el desgaste del motor.


CAM2 MGT SP, SAE 10W-30, SAE 10W-40 y SAE 20W-50; satisfacen y exceden los requisitos de la moderna categoría de servicio API SP, adicionalmente, el grado SAE 10W-30 cumple también con los requisitos de ILSAC GF-6A.

Comments


Entradas destacadas
Entradas recientes
Archivo
Buscar por tags
Síguenos
  • Facebook Basic Square
  • Twitter Basic Square
  • Google+ Basic Square
bottom of page