top of page

¿Qué Señales me alertan de fallas en el Sistema de Enfriamiento de mi auto?

En nuestro blog anterior hablamos acerca de los diferentes tipos de tecnología que hoy en día existen en los refrigerantes – anticongelantes, hoy vamos a hablar respecto a los cuidados que debes tener en el sistema de enfriamiento de tu vehículo para asegurar que tu motor trabaje en los rangos de temperatura que permitan un buen funcionamiento, entre 80°C y 100°C.

Sabemos que ignorar el mantenimiento rutinario del automóvil o ignorar problemas menores del motor agregará un desgaste significativo en su vehículo, trayendo como consecuencia la disminución de la vida útil del motor. Esto es especialmente cierto cuando se trata del sistema de refrigeración en su vehículo.


¿Puede recordar la última vez que cambio el refrigerante?

Es importante prestarle atención al sistema de enfriamiento, el cual está diseñado para eliminar el calor generado cuando una chispa enciende la mezcla de combustible y aire en el motor. Es un proceso circular que comienza en el radiador. Cuando el motor alcanza una cierta temperatura de funcionamiento, el refrigerante fluye hacia el motor, elimina el calor. El refrigerante luego fluye de nuevo hacia el radiador, donde el aire que fluye a través de la parrilla lo enfría para que pueda volver a través del ciclo de nuevo. El refrigerante está diseñado para evitar que el motor se sobrecaliente y también protege las partes vitales dentro del sistema de refrigeración de la corrosión y cavitación. Cuando el refrigerante envejece, es decir cuando se consume el aditivo y el glicol en concentraciones tales que ya no puede hacer adecuadamente su trabajo, se corre el riesgo del sobrecalentamiento del motor, lo que podría conducir a fallas catastróficas.


¿Cuáles son esos síntomas de fallas en el sistema de enfriamiento?

El sistema de refrigeración de su vehículo es una parte integral de su vehículo cuando se trata de tener un motor en marcha seguro y eficiente, por lo que es importante no ignorar las señales.

Al igual que con cualquier elemento del motor, hay algunas señales a buscar que le alertará de un problema. Cuando se trata del sistema de refrigeración, observe estos síntomas:


  • El motor se sobrecalienta, si su automóvil se está sobrecalentando, y especialmente si sucede más de una vez, entonces podría haber algo mal con su sistema de enfriamiento. La bomba de agua puede estar defectuosa, la junta de la cabeza podría estar desgastando, o podría haber una fuga en su radiador.

  • Fuga de refrigerante, el refrigerante de su radiador es muy fácil de identificar ya que generalmente es verde brillante, amarillo o fucsia, En el momento en que note refrigerante en su camino de entrada, es importante que lo revise de inmediato. Averigüe el nivel de refrigerante en su radiador. Tendrá que hacer esto cuando el motor esté fresco, ya que el calor y la presión se acumulan en el radiador cuando hace calor, lo que lo hace peligroso. Si constantemente tiene que llenar su refrigerante, tiene un problema con el sistema de enfriamiento. Vapor procedente del capó, Cuando su coche se está sobrecalentando, o a punto de sobrecalentarse, notará vapor blanco que viene de debajo de su capó. En el momento en que detecte esto, detenga y deje que su motor se enfríe. Si el problema persiste, póngase en contacto con su mecánico local y haga que su sistema de refrigeración sea inspeccionado inmediatamente.


Mantenimiento Optimo del Sistema de Refrigeración

El sistema de enfriamiento debe mantenerse de la siguiente manera:

  1. Asegúrate que el nivel de refrigerante sea el adecuado, como todos los fluidos del vehículo, el refrigerante debe mantenerse en un nivel adecuado dentro del radiador. Para verificar el nivel, espera hasta que tu auto se enfríe por completo antes de abrir la tapa del radiador. Si el refrigerante tiene un color más oscuro o un olor a quemado, es momento que lo reemplaces. Lo más recomendable es que cambies el refrigerante a los intervalos recomendados por el fabricante y no solo basándote en su apariencia.

  2. Usa la mezcla adecuada de refrigerante y agua, muchos refrigerantes vienen premezclados con agua. Para asegurarte de no necesitar añadir más agua, lee la etiqueta del producto. En caso debas agregarla, sigue las instrucciones y las medidas recomendadas. La mezcla correcta ayudará a evitar que el motor se detenga o estropee.

  3. Usar en el sistema de enfriamiento solo liquido refrigerante – anticongelante, de preferencia de tecnología orgánica.

  4. Programe la revisión del sistema de refrigeración, durante este servicio se drenará el fluido viejo, se limpiará el sistema y se agregará refrigerante nuevo. Este servicio debe realizarse al menos una vez cada dos años. En la que debe incluir:

  • Una prueba rápida del refrigerante para hacerle saber si puede proteger adecuadamente.

  • Revisión de correas, sellos y mangueras, ya que estas conectan y operan los diferentes componentes del sistema de enfriamiento. Los meses de verano más cálidos pueden secar estas piezas o, incluso en la temporada de frío, la humedad podría causar corrosión o cualquier debilidad

  • Revisión del ventilador, el propósito del radiador es disipar el calor del motor. Y, en el caso del ventilador, este componente fuerza el aire sobre el radiador para que se enfríe rápidamente. Si el ventilador empieza a fallar, la temperatura aumentaría rápidamente.

  • Revisión que todos los fusibles y conexiones no presenten ningún desgaste o ruptura.

¿Cuáles son los beneficios de los refrigerantes de tecnología orgánica?

  1. Debido al mecanismo de trabajo de la tecnología orgánica, permite un mejor intercambio térmico en relación a la tecnología convencional, los aditivos en los refrigerantes de la nueva generación, en base a Ácidos Carboxílicos solamente actúan para prevenir corrosión en los lugares susceptibles a la misma. Esto deja la mayoría de la superficie libre de aislantes, proveyendo mayor transferencia térmica.

  2. El refrigerante de tecnología orgánica, dura mucho más tiempo, por lo que necesita menos reemplazos. Esto genera optimización de los costos de mantenimiento.

  3. El refrigerante orgánico funciona mejor con los metales utilizados en los motores más nuevos (aluminio), los refrigerantes de tecnología inorgánica funcionan mejor con los metales utilizados en los motores más antiguos (acero y hierro).


En CAM2 recomendamos el refrigerante – anticongelante CAM2 Premium Extended Life Antifreeze/Coolant 50/50 es un refrigerante/anticongelante de vida extendida para la protección de los sistemas de refrigeración de vehículos ligeros, listo para usar. Con las prácticas de mantenimiento apropiadas este refrigerante/anticongelante puede proveer una adecuada protección al sistema de enfriamiento por 5 años o 240,000 km.

Está formulado sobre etilenglicol, más un eficiente paquete de aditivos inhibidores de ácidos orgánicos (carboxilatos), libre de silicatos y fosfatos, que provee una insuperable protección a todos los metales del sistema de refrigeración, contra la corrosión, cavitación, desgaste, formación de depósitos y espuma. Provee también una mejorada transferencia de calor comparada con los

refrigerantes de tecnología convencional.


Comments


Entradas destacadas
Entradas recientes
Archivo
Buscar por tags
Síguenos
  • Facebook Basic Square
  • Twitter Basic Square
  • Google+ Basic Square
bottom of page